¡Oh, cuán lejos llegarás! El museo de Dr. Seuss abre sus puertas En esta foto del 4 de mayo de 2017, John Simpson (a la izquierda), director de exposiciones del museo The Amazing World of Dr. Seuss (El asombroso mundo del Dr. Seuss), y su esposa Kay Simpson (a la derecha), presidenta del complejo de Museos de Springfield, desenvuelven una estatua del “Gato en el sombrero” en el museo de Springfield, Massachusetts. (Foto de AP/Steven Senne)
¡Oh, cuán lejos llegarás! El museo de Dr. Seuss abre sus puertas

Desde las barandillas ondulantes y rosadas que se encuentran a la entrada, pasando por el vestíbulo decorado con escenas de Y pensar que lo vi por la calle Porvenir, una calle real que queda a unas cuadras de distancia, el nuevo museo The Amazing World of Dr. Seuss (El asombroso mundo del Dr. Seuss) parece decir: “¡Irán a lugares asombrosos!”

Entrar en el museo que recién abrió en Springfield, Massachusetts, ciudad natal del autor e ilustrador, es como entrar en uno de sus amados libros para niños.

El museo está dedicado a Theodor Geisel. Bajo el seudónimo Dr. Seuss escribió e ilustró docenas de libros de rimas para niños, entre los que se encuentran El gato en el sombrero y Huevos verdes con jamón. El museo cuenta con exposiciones interactivas y obras de arte nunca antes expuestas al público. También explica la influencia que tuvo en las obras de Dr. Seuss su infancia en esta ciudad que queda a unas 90 millas al oeste de Boston.

“Él estaría muy a gusto aquí”, dijo Leagrey Dimond, una de las hijastras de Geisel (no tuvo hijos naturales). “Y saber que él va a estar aquí permanentemente, seguro, protegido, y que la gente que quiera saber más vendrá aquí para verlo, eso es perfecto”.

No se exhibe el trabajo publicitario que hizo Giesel a sus inicios, ni la propaganda para la Segunda Guerra Mundial y las caricaturas políticas que muchos críticos consideran racistas. Pero eso es porque el museo está dirigido principalmente a los niños, según Kay Simpson. Ella es presidenta del complejo de Museos de Springfield.

La organización ha realizado en el pasado exposiciones del trabajo que hizo Geisel durante la guerra, dijo ella.

Los niños son claramente el objetivo de la primera planta del museo. Fue creada conjuntamente con Dr. Seuss Enterprises. Esa es la empresa familiar que protege el legado de Geisel. El primer piso cuenta con juegos y estatuas escalables de Horton, la pila de tortugas de Yoruga la tortuga y otros cuentos y Cosa Uno y Cosa Dos de El gato en el sombrero.

“Este museo busca que los visitantes conozcan a las criaturas que surgieron de la imaginación de Ted Geisel, entre ellos Horton, el Gato en el sombrero, el Lorax y Sam I Am (Juan Ramón del libro Huevos verdes con jamón). Esos personajes lograron que los niños se entusiasmasen por la lectura. (Esa) fue su mayor preocupación al final de su carrera”, dijo Simpson.

Los visitantes pasean por el dormitorio en el que Geisel pasó su infancia, así como por la panadería y la cervecería de sus abuelos. Las diferentes habitaciones están pintadas en asombrosos azules y rojos radiantes. Las habitaciones están decoradas en extremo detalle con escenas de los libros.

El segundo piso del museo tiene una sensación más íntima. Incluye el auténtico mobiliario y los cachivaches del estudio de Geisel. Fueron traídos de su casa en La Jolla, California, donde vivió hasta su muerte en 1991 a los 87 años. Incluso su colección de 117 corbatines está en exhibición.

Pero al no hacer referencia a las caricaturas que dibujó Geisel durante la guerra, que a menudo mostraban un estereotipo de los japoneses, el museo está contando sólo la mitad de la historia, según Katie Ishizuka, que ha escrito sobre las obras de Geisel.

“No exhiben la totalidad de su persona, o tratan de minimizarla o de barrerla bajo la alfombra”, dijo Ishizuka, directora de The Conscious Kid Library. Esta biblioteca presta a los lectores jóvenes libros más diversos y apropiados, explicó Ishizuka.

Incluso en sus libros para niños, los personajes de color son secundarios o están subordinados a los personajes blancos, o son representados como estereotipos y caricaturas, dijo ella.

Dimond dice que nunca escuchó a Geisel decir algo prejuicioso en su vida. Pero ella sabe que él se arrepentía en cierta medida por las caricaturas que dibujó en tiempos de guerra.

“Las críticas que hay de Ted tienen su lugar”, dijo ella. “Yo nunca intentaría ocultar nada de lo que hizo, y él tampoco querría que ninguno de nosotros lo hiciésemos. Sé que cambió con el pasar del tiempo".

Richard Minear es profesor emérito de historia japonesa en la Universidad de Massachusetts. Escribió el libro Dr. Seuss Goes To War (El Dr. Seuss va a la guerra) sobre las caricaturas políticas de Geisel. Él dice que Geisel podía ser prejuiciado. Pero Minear explica que no es justo juzgar toda su carrera por ese trabajo.

“Maduró y creció un montón luego de esos primeros años”, dijo Minear.

Se espera que el museo atraiga a unos 100.000 visitantes anualmente.

Filed Under:  
ESTÍMULO AL PENSAMIENTO CRÍTICO
¿Por qué es digno Dr. Seuss de tener un museo? Escribe tu respuesta abajo en la sección de comentarios.
Escriba sus respuestas en la sección de comentarios


COMMENTS (0)
Tomar el examen Deja un comentario
ADVERTISEMENT