Gran Bretaña da al mundo una princesa de la vida real El Príncipe William y su esposa Catherine, Duquesa de Cambridge, aparecen en Londres con su hija recién nacida (Reuters)
Gran Bretaña da al mundo una princesa de la vida real

Los comerciantes británicos pueden estar tan alegres como Kate y Wills por el reciente nacimiento de una nueva princesa.

Las boutiques de bebés, las tiendas de ropa y los diseñadores de moda recibieron un regalo, que seguirá beneficiándolos, cuando la Duquesa de Cambridge dio a luz una niña. La infanta llegó con todas las posibilidades de marketing que ella puede proporcionar, contrariamente a lo que ocurre con otros bebés aburridos, señalan los expertos en ventas. Desde tenidas de bautismo a vestidos de boda, y todos los estilos de peinados entremedio, cada tendencia que establezca la más nueva bebe real será alimento para las niñas que buscan emular a una princesa de verdad.

“Es muy probable que el nacimiento de una niña de una pareja real traiga dinero caído del cielo a todo el mundo; al turismo y al comercio británicos por igual”, dice Tonya Williams Bradford, experta en marketing de la Universidad de Notre Dame, en Indiana. “Contrariamente a lo ocurrido con el nacimiento de su hermoso varoncito, en que la atención estuvo dirigida a su lugar en la sucesión del trono, esta bebé proporciona muchas posibilidades en materia de estilo, como lo hicieron anteriormente su madre y la fallecida Lady Diana”.

Los consumidores corrieron a comprar todas las cosas relacionadas con estas figuras de la realeza porque son famosas, aunque no en la forma que lo son las Kardashian. Son internacionalmente famosas, pero por encima de las celebridades. La gente quiere copiar lo que usan la ex Kate Middleton y el Príncipe William y ahora sus hijos. Es una manera de tocar un poco de ese distante resplandor dorado.

“A la gente y particularmente a los norteamericanos les encanta”, comentó Pauline MacLaran, coautora del libro que está por salir “Fiebre Real: La Monarquía Real en la Cultura del Consumidor”. “Es una fascinación con un tipo diferente de celebridad”.

Esto va más allá de la porcelana conmemorativa.

El Centro de Investigación del Comercio de Nottingham calculó en 368 millones de dólares el impulso que, en 2013, George proporcionó a la economía británica en las nueve semanas que siguieron a su nacimiento. Pero George fue el primer hijo de la pareja real. Es el heredero del trono. El impacto inmediato de un segundo será menor, unos 121 millones, según predicciones del Centro. Pero el hecho de que sea una niña abre una multitud de oportunidades de largo plazo.

Es una princesa después de todo; una Blanca Nieves, una Cenicienta o una Princesa Ana de “Frozen”, pero de la vida real. A la bebé se le puso el nombre de Charlotte Elizabeth Diana.

From the moment Saturday when she first appeared in public with a knitted cream bonnet and every day for the rest of her life, fashionistas will ask: Who is she wearing? A princess isn't just a boon for this year. She's a boon forever.

Desde el momento en que el sábado apareció por primera vez en público con un gorrito crema y durante todos los días por el resto de su vida, los “fashionistas” preguntarán: ¿Qué está vistiendo? Una princesa no es solo un boom para este año. Ella es un boom para siempre.

“Es más entretenido, en términos generales y culturales, tener que vestir a una niña”, dijo Anusha Couttigane, una importante consultora de modas de Conlumino, una firma de venta al detalle con base en Londres. “Es normal que las niñas atraigan más la atención a la moda”.

Couttigane espera que la pareja real continúe con su práctica de usar mayormente marcas disponibles en el mercado. Provienen de firmas que están al alcance de una persona promedio. Eso se refleja en el vestido que Kate usó en la foto de compromiso de la pareja. El vestido era de la marca británica Reiss, por ejemplo. Es probable que a otras marcas británicas también les vaya bien.

“Kate y William son realezas bastante aterrizadas”, agregó.

Cualquiera cosa que ellos usen tiene un atractivo extra porque la realeza no hace publicidad. Ellos si dan garantía. Son una marca de reconocimiento para los que proveen mercaderías o servicios a la Casa Real. Yardley de Londres, por ejemplo, la tiene por ser el fabricante de artículos de tocador para la reina.

Pero no es lo mismo que pararse ante una cámara con una botella de champú en la mano. Eso nunca lo harán. Nunca.

Por muchas décadas, la realeza ha impuesto tendencias. La Reina Victoria reconocía su poder de marketing. Una vez fue anfitriona de un baile destinado a promover la industria de la seda en el este de Londres. La Princesa Diana, abuela de la nueva bebé real, estaba totalmente en otro nivel. Cada lazo o suéter de lana que ella usaba hacía sonar las cajas registradoras. Eso se lo ha traspasado a Kate. A ella se la copia tanto que cualquier cosa que toque queda rociado con el polvo de estrellas del “Efecto Kate”.

El Príncipe George, el primer heredero del trono nacido en la era de Internet, ha demostrado un atractivo similar.

La mantita en la que George estaba acurrucado cuando salió del hospital dio lugar a que padres de todo el mundo preguntaran: ¿En qué está envuelto el príncipe? En cuatro horas, el sitio web del fabricante de las mantas había colapsado. El día siguiente, volvió a colapsar. En nueve días, la compañía neoyorquina había recibido 7.000 pedidos de ese ítem. Un incremento del 600 por ciento.

Más recientemente, el principito apareció con un suéter azul Cath Kidson. Estaba adornado con soldados en guerreras rojas y sombreros de piel de oso. Se agotó y luego apareció en eBay al doble del precio.

¿Es tiempo de pensar en rosado?

“(Los consumidores) pueden volverse locos por todas las cosas de niñitas”, dijo MacLaren respecto al atractivo de las princesas. No se ven niñitos vistiendo ropas de príncipe, pero se ven niñas vestidas de princesas todo el tiempo”.

Catherine Hudson es editora de belleza y moda de la revista Prima Baby y dice que es probable que Kate siga a la Condesa de Wessex. Su hija de 11 años de edad usa prendas de Pale Cloud, una marca noruega que también es popular entre la realeza escandinava.

“Pienso que ella se apega principalmente a la silueta tradicional… y ojalá continúe apoyando los diseños británicos”, señaló Hudson.

Y es probable que las posibilidades de marketing se extiendan más allá de las fronteras británicas, dijo Bradford.

“Incluso puede haber posibilidades para diseñadores tan lejanos como Disney y su colección de princesas en expansión”, sostiene Bradford. “Creo que esta oportunidad de comercializar la dinastía femenina de la familia real incentivará muchas oportunidades para el mercado”.

Filed Under:  
ESTÍMULO AL PENSAMIENTO CRÍTICO
¿Por qué esta bebé crea oportunidades de largo plazo?
Escriba sus respuestas en la sección de comentarios


COMMENTS (30)
  • jazmin92102
    5/11/2015 - 11:45 a.m.

    una bebe que nacio hacer princesa es algo muy chistoso. a las tiendes de bebe se les hace algo que los va a ayudar con sus ventas.

  • Rosiel
    5/11/2015 - 11:47 a.m.

    Ya tiene otro bebe, cuantos mas van a tener. Esta bien que tengan otro para que cresca la familia. Los hijos se senterian raros o felices que son hjios de los principes de Iglatera. Les cambian mucho a sus vidas de ellos.

  • josecortez19
    5/11/2015 - 11:47 a.m.

    Yocreo que es muy bueno que la Duquesa de Cambridge dio a luz una nia porque beneficia a la gran bretana y es muy bueno porque es un hiho y un hijo en esta vida es sagrado.

  • Andrea0102
    5/11/2015 - 11:49 a.m.

    esto es wack pues si es una bebe muy bonita pero se me hace poco tonto que un bebe tenga tanta atencion en realidad no hay nada especial de este bebe. sus padres son especial pero ella es como cualquier otro bebe

  • sandyv
    5/11/2015 - 11:49 a.m.

    Kate y Wills han tenido una hija llamada Diana que no solo traer felizidad pero mas dinero al pais. Debido a la nueva comercializacin princesa ir ms alto, y que incluso podra incluso ser utilizada para la publicidad.

  • laurap1024
    5/11/2015 - 11:49 a.m.

    El nacimiento de esta princesa ha creado conmocin a lo largo del mundo y con buena razn. El nacimiento de su hermano, George, estaba mas enfocada en su sucesorio al trono, pero el nacimiento de ella va a traer inters en su vida de moda y otras cosas estereotipe para la ninas.

  • Ivana31798
    5/11/2015 - 11:54 a.m.

    Wow una princesasa de verdad! Nunca crei que hubiera visto una princessa en el mundo real. Aprendi de las princessas dentro Disney, que viven en la era de los dragones y que todo hubiera sido una fantasia. Pero esta ves no... Esta princessa es moderna, nacio en la era de la tecnologia. Aver lo que hace esta nuva princessa.

  • brie_madrid
    5/11/2015 - 12:05 p.m.

    A la bebe se le puso el nombre de Charlotte Elizabeth Diana. Porque ellos son internacionalmente famosos la bebe no va tener una vida normal. Ahora todos quieren hacer como la familia royal. Hay muchas oportunidades para el mercado con la family ahora con la bebe.

  • christian.l_10
    5/11/2015 - 12:18 p.m.

    una princesa verdadera? cuando le el articulo pens entre m, wow es increble que haya una verdadera princesa en la vida real... yo pensaba que slo existan en las pelculas de Disney

  • Donna1204
    5/11/2015 - 12:27 p.m.

    yo pienso que es wack que le pongan tanta atension a esta bebe es una bebe como cualquier nino en este mundo sus padres podran ser inportantes pero ella nomas es una bebe

Tomar el examen Deja un comentario
ADVERTISEMENT