El último día de Bao Bao en el Zoológico Nacional La juguetona Bao Bao, disfrutando de su último día en el Zoológico Nacional antes de hacer el viaje a China. (Zoológico Nacional del Smithsonian)
El último día de Bao Bao en el Zoológico Nacional

El martes 21 de febrero fue la última mañana de Bao Bao en el Zoológico Nacional del Smithsonian de Washington, D.C. Para la joven panda gigante, podría haber sido como cualquier otra.

Pero para otros, esas primeras horas del día fueron más difíciles.

“Agridulce es la mejor palabra que puedo usar para describirlo”, me dijo la cuidadora Stacey Tabellario. Ella es una de las que ha trabajado con Bao Bao durante toda la vida del animal. Así que Tabellario siempre ha sabido que tendría que decirle adiós.

“Sabes que va a suceder”, dijo, antes de continuar. “Pero eso no significa que no hubo lágrimas esta mañana y que no habrá más lágrimas más tarde”.

Sin embargo, no me lo habría imaginado al ver a Tabellario y a sus compañeros cuidadores mientras se preparaban para la partida de Bao Bao. Llevaban las provisiones del vuelo a una furgoneta FedEx que los esperaba. El manifiesto oficial incluía “50 libras de bambú, 2 libras de manzanas, dos bolsas de galletas para herbívoros, patatas dulces cocidas y agua”. El personal de FedEx metió todo en un contenedor de aluminio de gran tamaño, lo suficientemente grande como para transportar comida para una casa de fieras entera.

Poco después, Bao Bao misma entró en un camión. Estaba oculta por las perforadas paredes blancas de su propio recinto. Esta robusta construcción que pesa cientos de libras fue llevada por un montacargas de color amarillo brillante. El montacargas estaba decorado con un par de orejas de panda negras y una cola blanca y tupida, como para compensar la invisibilidad de la estrella que se iba.

Girando una esquina, el operador del montacargas subió su preciosa carga a un segundo camión. Estaba decorado como su vehículo acompañante, con una enorme calcomanía de panda.

Aunque gran parte de esta fase de la operación se desarrolló fuera de vista, lo que pasó después sí fue visto por todos. Un grupo de cuidadores de pandas rodeó a Marty Dearie. Él acompañaría a Bao Bao en su vuelo de 16 horas a Chengdú, junto con un veterinario del zoológico. Uno tras otro, cada uno de ellos abrazó a Dearie.

“Somos un equipo muy unido”, me dijo Tabellario cuando le pregunté sobre este ritual aparentemente improvisado. “Por mucho que amemos a los animales, también nos queremos entre nosotros”.

Poco después, los dos camiones se marcharon. Se dirigieron al aeropuerto Dulles de Washington, D.C. Allí tuvo lugar una ceremonia similar: desde un podio, Dennis Kelly, director del zoológico, abordó el tema de la importancia del viaje de Bao Bao. Hizo hincapié en que era muy importante darle la oportunidad de reproducirse y de propagar su especie que aún está en peligro. Kelly relacionó estos esfuerzos a todo lo que el zoológico hace y dijo que “salvar especies es una tarea sin fin”.

Era la frase adecuada. En parte porque la vida estaba presuntamente procediendo como de costumbre en el Zoológico Nacional. Aunque había estado cerrado durante la faena de la mañana, los encargados cuidaban de otros animales entre bastidores. Igual que cualquier otro día en el zoológico.

Las cosas seguramente cambiarán para los pandas. Pero los tres que permanecen en el zoológico probablemente no notarán la partida de Bao Bao, al igual que ella no notó la algarabía que precedió su salida. En todo caso, es posible que disfruten del cambio. Después de todo, la joven Bei Bei, que ya está a punto de ser destetada de su madre, pronto se mudará al terreno de Bao Bao, ahora vacante. Y en poco tiempo, Mei Xiang podría quedar embarazada de nuevo. Esa es una posibilidad que presenta tanto nuevos desafíos como oportunidades emocionantes para el zoológico.

Pensando en el trabajo que queda por delante, Tabellario sacudió la cabeza con cariño.

“No hay descanso para el equipo de pandas”, dijo sonriendo.

Filed Under:  
ESTÍMULO AL PENSAMIENTO CRÍTICO
¿Por qué tiene China acuerdos tan estrictos sobre sus pandas? Escribe tu respuesta abajo en la sección de comentarios.
Escriba sus respuestas en la sección de comentarios


COMMENTS (34)
  • katteg-
    3/06/2017 - 11:29 a.m.

    Que triste debe de estar Stacey Tabellario por que vio a Bao Bao crecer y ahora se tubo que despedir de ella y se mira hermosa por la foto que ensena.

  • luisav-
    3/06/2017 - 11:30 a.m.

    Que triste que todos tuvieron que despedirse de Bao Bao ya que todos estaban muy apegados con ella emocionalmente. Una palabra que no entendi fue hincapie.

  • bryano-
    3/06/2017 - 11:31 a.m.

    por que separan a la madre y al nino y solo los transporta a otra parte.

  • itaa-
    3/06/2017 - 11:32 a.m.

    Es tan triste que el oso panda se necesita que ir, y su cuidadores sienten una conexión con Boa Boa.

  • cassandracl-
    3/06/2017 - 11:36 a.m.

    que tan adorable es boa boa.lo vamos a extranar. pero yo qreo que va esta muy feliz en su nueva casa

  • sherleenr-
    3/06/2017 - 11:37 a.m.

    que triste que se va a ir este panda pero ya lo han estado hanuncando desde hace mucho tiempo y la jente y los trabajadores ya tenien que estar prepados para decir adios.

  • izzaks-
    3/06/2017 - 11:37 a.m.

    Le dan comida sufusente para que no se asuste ni nada nada le pasa a él, lo ponen en una bolsa para que no vaya mal. Los personas estaban treste por dijar al Bao Bao, este panda es el mas joven. le estan mandando a oto parte donde duede tenier ninos/a. estoy va a camdiar lo que va ser por que ya le ensenaron como quedarse.

  • axelt-
    3/06/2017 - 11:37 a.m.

    Que bueno que se vaya donde lo puedan quidar muy bien y que pueda vivir agusto y que lo protegan.

  • alexisd26941-
    3/06/2017 - 11:39 a.m.

    es el ultimo dia de el Bao Bao en Washington D.C. que bueno que va estar en un lugar mas seguro y mejor para el.

  • ianb30732-
    3/06/2017 - 11:59 a.m.

    panda panda panda panda....
    que bueno que va regresar Bao Bao a china

Tomar el examen Deja un comentario
ADVERTISEMENT