Adolescente persigue su sueño de ser bailarina en Rusia En esta foto tomada el jueves 3 de marzo de 2016, Harper Ortlieb, de Mount Hood, Oregón, calienta para una actuación en la Escuela de Ballet del Teatro Bolshói de Moscú, Rusia. (Foto de AP/Alexander Zemlianichenko)
Adolescente persigue su sueño de ser bailarina en Rusia

Entre la docena de niñas de 15 años de edad con leotardos color lavanda que se encuentran en la clase de Tatyana Galtseva en la Escuela de Ballet del Teatro Bolshói, hay una que es diferente. Y no es solo por su largo cuello de cisne.

Se llama Harper Ortlieb, y es una estadounidense que dejó su pequeña ciudad en Oregón para ir a Moscú y alcanzar su sueño de convertirse en una bailarina.

La prestigiosa academia cuenta con 84 extranjeros entre sus 721 estudiantes. Sin embargo, pocos son aceptados cuando son tan jóvenes como Harper y pocos están integrados en el programa ruso regular.

“Ella es una chica muy dotada. Es todo ballet, toda inspiración,” dijo Galtseva. “Cuando los niños tienen talento, independientemente de su nacionalidad, son similares en cierto modo en la forma en que hacen las cosas.”

El Bolshói reparó en Harper durante un programa de verano que llevó a cabo en Connecticut y le ofreció un puesto en la escuela de Moscú. Ella sabía que sus profesores serían duros y que sería un reto estar tan lejos de casa. Pero ha sido aún más duro de lo que pensaba.

“Ha sido muy difícil, pero de ahí viene la fuerza y con eso mejoraré”, dijo Harper. “Siento que vine aquí para progresar, mejorar, no sólo técnicamente sino también emocionalmente, de forma que cuando yo baile la gente vea algo.”

Una de las preocupaciones de sus padres sobre la decisión de enviar a su hija, entonces de 14 años, a Moscú fue la tensión en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, y los fuertes sentimientos anti-estadounidenses en la sociedad rusa.

Sin embargo, Harper dice que se siente aceptada por sus compañeros de clase. Su maestra está de acuerdo, señalando que esa misma mañana algunas de sus compañeras le habían llevado una falda para ponerse sobre los leotardos porque estaban esperando la visita de periodistas extranjeros.

En el barrio moscovita en el que vive Harper, las mujeres de su supermercado favorito se han encariñado con la delicada adolescente estadounidense, ayudándole a escoger la fruta fresca y reservándole su mantequilla de almendras favorita. Y en el Starbucks han aprendido a escribir su nombre poco común en su taza de café.

Un total de 17 estadounidenses estudian en la Escuela de Ballet del Teatro Bolshói. Entre los estudiantes extranjeros solo se ven superados en número por los 28 de Japón; el resto proceden de otros 22 países. Algunos de los estudiantes extranjeros participaron en el concierto de primavera, y Harper fue una de las pocas chicas de su clase elegidas para dos de los bailes.

“Es lo único en lo que piensas cuando te preparas para una actuación. En cierto modo se apropia de tu mente,” dijo. “Al prepararme para los exámenes siempre estoy muy nerviosa. Hay mucho estrés. Pero con ese estrés, ya sabes, llega la felicidad y te sientes contenta cuando estás bailando. Te olvidas de todo. Te olvidas de los sacrificios que haces. Te olvidas del dolor, o de las lágrimas. Bailar es lo que me hace feliz, no importa lo mucho que tenga que sacrificar.”

Su maestra cree que Harper tiene lo que se necesita para ser una bailarina clásica. Posee no sólo las cualidades físicas y estéticas necesarias, sino también la voluntad de aprender.

“Ella es extraordinariamente atenta,” dijo Galtseva. “Siempre está sonriendo. Qué chica tan maravillosa y dulce.”

Si Harper quiere ser una de esos pocos extranjeros que reciben un diploma de la Escuela de Ballet del Teatro Bolshói, tiene por delante tres difíciles años más. Pero ahora tiene a su madre de vuelta a su lado.

La madre de Harper, Layne Baumann, hizo dos viajes a Moscú después de que ella y su marido, Tim Ortlieb, dejaran ahí a su única hija en septiembre. En febrero, Baumann decidió trasladarse a Moscú, al menos durante el resto del año escolar. Ha alquilado un apartamento a dos cuadras de la academia. Eso le ha permitido a Harper mudarse de su dormitorio.

Al final de cada día, Baumann habla con su hija sobre lo que ha aprendido en clase e inicia una sesión en Skype. Eso le permite al padre de Harper unirse a la conversación desde su casa en Mount Hood, Oregón, que está a 11 husos horarios.

Además de sus clases de baile, Harper aprende ruso todos los días en la academia. Para sus otras asignaturas toma clases en línea por las tardes y los fines de semana. El domingo es su único día libre. Ese día, ella y su madre a menudo exploran su nueva ciudad. También han visto más actuaciones en el Teatro Bolshói que la mayoría de los rusos ven en sus vida.

Harper se inició en el ballet cuando tenía tres años de edad. Cuando cumplió 11 años, fue aceptada en el Teatro de Ballet de Oregón, en Portland. Ella y su madre viajaban tres horas ida y vuelta, seis días a la semana, para que Harper asistiera a esas clases.

“Cuando tienes tres años, la clase de ballet es pura diversión,” dijo Harper, sonriendo ante el recuerdo. “Mi maestra era una maravilla, era muy divertido. Una vez que me hice más profesional me di cuenta de lo mucho que tienes que sacrificar. Y de lo difícil que es.”

Ella habla de aprender a lidiar con el dolor de usar zapatillas de punta y las dudas constantes sobre si es lo suficientemente buena.

“Y no soy lo suficientemente buena. Es decir, no lo soy,” dijo Harper. “Tenemos que esperar. Tengo que trabajar más duro.”

Filed Under:  
HISTORIA ANTERIOR
SIGUIENTE HISTORIA
ESTÍMULO AL PENSAMIENTO CRÍTICO
¿Por qué tiene Harper una mejor oportunidad de alcanzar su sueño en Rusia? Escribe tu respuesta abajo en la sección de comentarios.
Escriba sus respuestas en la sección de comentarios


COMMENTS (28)
  • michellem-
    4/04/2016 - 11:26 a.m.

    este articulo me hizo muy feliz porque yo tambien estaba en ballet y es bueno que la nina queire realizar su sueno

  • valeriag-
    4/04/2016 - 11:38 a.m.

    esto es muy bonito porque balle es algo estupendo en la vida de una person. el balle es un pasion que te ayuda encontrate a ti misma. yo creo que es bueno lo que esta aciendo Harper.

  • alexzaa-
    4/04/2016 - 11:42 a.m.

    Me encanta saber que jovenes como yo estan realizando sus suenos como esta nina y que esta luchando por lo que queria especialmente por que ser bailarina es muy muy deficil por que tienes que tener una disciplina y tanta fuerza es der verdad una inspiracion

  • alyssal76696-
    4/04/2016 - 11:50 a.m.

    Harper tiene una mejor oportunidad de alcanzar su sueno de ser bailarina en Rusia porque Rusia es unos de los paises mas grandes que son conocidos por tener ballet.

  • irisr-
    4/04/2016 - 11:53 a.m.

    Harper tiene una mejor oportunidad de alcanzar su sueno en rusia porque en la escuela que va, pocos son aceptados y los maestros son muy dificil, lo cual significa que trabajara mas duro y aprendera mas

  • karinac-
    4/18/2016 - 11:27 a.m.

    Creo que la idea de ir a buscar tus suenos es genial! Con todo corazon creo que si alguien quiere aser algo en la vida, todo es possible si solo pueden creer que lo pueden aser. Sus padres de Harper son un buen ejemplo de como los padres tiene que ser; animar a sus hijos en todas sus inspiraciones y suenos.

  • martham-
    4/18/2016 - 11:51 a.m.

    esto me recuerda a dance moms porque yo pensaba que ballet era muy facil y aburrido pero con ese programa, vi que ere muy dificil

  • estefanyp1-bea
    5/09/2016 - 12:24 p.m.

    because she wanted to be a professional ballet dancer and because it was his dream and also because she comes aProgresar and improve not only what you know but it also she wants to be someone who admire

  • estefanyp1-bea
    5/09/2016 - 12:26 p.m.

    ella quiere ser alguien y mas que a ella le gusta el ballet ese sera una inspiracion pero las cosas seran duras pero como dice ella que es un reto que ella quiere super y ser aceptada por el mundo

  • estefanyp1-bea
    5/09/2016 - 12:28 p.m.

    para ella es un reto aceptado porque uno nacio para aprender aunque muvhas veces cueste hay que saber superar y seguir adelante

Tomar el examen Deja un comentario
ADVERTISEMENT